De invierno

De invierno

Despidamos el invierno y celebremos el día de la poesía con estilo:

En invernales horas, mirad a Carolina.
Medio apelotonada, descansa en el sillón,
envuelta con su abrigo de marta cibelina
y no lejos del fuego que brilla en el salón.

El fino angora blanco junto a ella se reclina,
rozando con su hocico la falda de Aleçón,
no lejos de las jarras de porcelana china
que medio oculta un biombo de seda del Japón.

Con sus sutiles filtros la invade un dulce sueño;
entro, sin hacer ruido; dejo mi abrigo gris;
voy a besar su rostro rosado y halagüeño

como una rosa roja que fuera flor de lis.
Abre los ojos; mírame con su mirar risueño,
y en tanto cae la nieve del cielo de París.

Modas que creímos haber inventado y otras que podrían volver a serlo

Modas que creímos haber inventado y otras que podrían volver a serlo

Siempre me ha sorprendido como, al atribuir una moda a una época temporal concreta como aquella en la que se creó o llevó esa tendencia, muchas personas son incapaces de caer en la cuenta de que hay modas, cortes, prendas, estampados, combinaciones de colores y tejidos que fueron ya diseñados y llevados antes de los años cincuenta del siglo XX. Y no me refiero sólo a los vestidos de los años veinte.
Babe Paley con pantalón masculino y cazadora de piel de Balmain.
Fotografía (vía Pinterest) tomada en París en 1946 por Clifford Coffin

Si son muchos los creen que no hubo hombreras ni pantalones de talle alto antes de los ochenta, que nunca se vio a un hippy antes de los setenta (¿Y Woodstock?), que todas las faldas y minifaldas de los sesenta eran evasé y que Mad men está inspirada en los cincuenta; no son menos las que, en España, creen que Marta Chávarri fue la primera mujer en el mundo en ponerse un abrigo de piel con vaqueros y que nadie antes que Carrie Bradshaw lució pieles con ropa informal.

Katherine Hepburn

Hace meses que empezó el invierno y días que empezó la primera ronda del año de pasarelas y estilismos callejeros y, sin ánimo de levantar viejas polémicas, ver lucir pieles abrigando estilismos informales (¿en qué momento dejó de ser cool decir casual?, ¿y decir cool?) me ha recordado las imágenes que he subido.

Los que coleccionamos imágenes -en la memoria, en carpetas, en cajas y cuadernos de recortes, en el disco duro externo o en Pinterest-, de hace muchos años desde hace algunos años menos, sabemos que se llevaron plataformas antes de la década de los setenta y pantalones de pata de elefante también, que las cazadoras y las gafas de aviador se llevaron antes de los noventa y de los sesenta también. Y que, muy bien llevadas además, también se han llevado antes las pieles con ropa informal.

A la izquierda la actriz Audrey Hepburn. A la derecha Jane Birkin y Serge Gainsbourg.
A la izquierda Miroslava Duma, a la derecha Jessica Hart.
Fotos de Phil Oh para Vogue.
El caso es que, pese a los esfuerzos de PETA y los defensores de los derechos de los animales, las pieles son tendencia, cada vez más. Teñidas o revisadas gracias a patrones más modernos o, mejor dicho, menos “clasicones”, ganan adeptas de todas las edades y estilos. Eso sí, todas ellas con dinero suficiente para poder permitírselo pues el precio no cambia.
Audrey Hepburn con su segundo marido, Andrea Dotti, en las dos imágenes.
La de la izquierda es el día de su boda en Roma.

Bastante más parece que le va a costar volver a la moda del pañuelo en la cabeza. Todavía asociada a un estilo propio de señora mayor, aunque los que coleccionamos imágenes, éstas sí de los años sesenta, sepamos que hay quien supo llevarlo con gracia y estilo, con pieles y sin ellas, con ropa formal e informal, y siempre estuvo chic con él.

Noviembre: una cerveza, una mariposa y un toque de rojo.

Noviembre: una cerveza, una mariposa y un toque de rojo.

Resulta curioso comprobar las cosas que recordamos con exacta puntualidad, más allá de cumpleaños y aniversarios. Desde que leí esta entrada en La Femme hace casi siete años, todos los noviembres cuando llega el frío recuerdo a esta chica y la entrada que me inspiraron ella, su trenca, el bolso cruzado en bandolera, su pelo, el botellín de cerveza, la mariposa y sus labios y uñas pintados en rojo.
De nuevo ha llegado noviembre y, aunque parece que el frío se retrasa, he vuelto a recordar esta foto y mi entrada, y me ha vuelto a apetecer llevar algo de color rojo.
También he recordado que son ya más de 8 años escribiendo, con intermedios, este blog. Que ha cambiado de nombre y de aspecto un par de veces y que aunque hay cosas en sus archivos que hoy no publicaría o no lo haría como lo hice, muchos de mis gustos no han cambiado. A veces, una cerveza, una mariposa y laca de uñas roja es todo lo que una chica necesita.

Fashion Thyssen by Megustalamoda

Fashion Thyssen by Megustalamoda

Desde ayer y hasta el día 21 de septiembre estaré pineando para el Museo Thyssen-Bornemisza en el tablero “Fashion Thyssen by Megustalamoda”.
Joan Fontaine como Mrs. de Winter en la película de Alfred Hitchcock “Rebecca” (1944). Vía Fanpop!
No seré yo quien niegue la máxima de Coco Chanel -Las modas pasan, el estilo permanece-*, pero tampoco vosotros me negaréis que hay modas que se han llevado, se llevan y se llevarán siempre. Eso sí, mejor reintepretadas. Busquemos la inspiración en el arte, que copiar puede traer disgustos 😉

*Gracias Inmaculada Urrea por la cita “verdadera” de Coco Chanel: “La moda pasa, el estilo queda. La moda está hecha de una idea divertida para quemar enseguida. El estilo queda, incluso si se renueva y se desarrolla. Como un árbol. Es el mismo árbol pero cada primavera es diferente”.

Quinto aniversario de la muerte de Yves Saint Laurent

Quinto aniversario de la muerte de Yves Saint Laurent

Hoy en París, con motivo del quinto aniversario de la muerte de Yves Saint Laurent, el alcalde de la ciudad va a descubrir la placa conmemorativa que se ha colocado en el edificio en el que vivió gran parte de su vida el diseñador: el número 55 de la calle Babylone.

Yves, por eso fuiste, junto a Chanel, el único modisto genial. Los demás, incluso los más grandes: Dior, Balenciaga y Schaparelli, se plantaron en su panteón estético, no dieron el salto. Tú lo decías, “la moda sería algo muy aburrido si sólo sirviese para vestir a las mujeres ricas”. Por eso inventaste el prêt-à-porter y revolucionaste el universo de la moda. Bravo, señor Saint Laurent.
 
Cartas a Yves, Pierre Bergé (final de la carta del 30 de abril de 2009).
Traducción Milena Busquets, Ediciones Elba.
Pierre Bergé no cesa en su labor de permanente homenaje y recuerdo al diseñador y, además de este acto institucional, según WWD, también ha organizado el homenaje que le rendirán distintas figuras de la cultura el próximo 10 de junio en la Ópera de París.
Los que queráis recordar al excepcional diseñador o conocer un poco más sobre él, todavía tenéis accesible la Web de la maravillosa exposición dedicada al trabajo de Saint Laurent que en Madrid acogió la Fundación Mapfre. Aunque yo os recomiendo ver L´amour fou, si no lo habéis visto ya, o leer Cartas a Yves de Pierre Bergé. Eso sí, os aviso que el tono en ambos es triste.
Si preferís recordarlo a través de sus diseños, visitad el tablón que le dedico en Pinterest.
Nada es más bello que un cuerpo desnudo.  La prenda más bella que puede vestir una mujer son los brazos del hombre al que ama.  Pero para aquéllas que no han tenido la suerte de encontrar esa dicha, aquí estoy yo. 
 
Yves Saint Laurent