Modas que creímos haber inventado y otras que podrían volver a serlo

Modas que creímos haber inventado y otras que podrían volver a serlo

Siempre me ha sorprendido como, al atribuir una moda a una época temporal concreta como aquella en la que se creó o llevó esa tendencia, muchas personas son incapaces de caer en la cuenta de que hay modas, cortes, prendas, estampados, combinaciones de colores y tejidos que fueron ya diseñados y llevados antes de los años cincuenta del siglo XX. Y no me refiero sólo a los vestidos de los años veinte.
Babe Paley con pantalón masculino y cazadora de piel de Balmain.
Fotografía (vía Pinterest) tomada en París en 1946 por Clifford Coffin

Si son muchos los creen que no hubo hombreras ni pantalones de talle alto antes de los ochenta, que nunca se vio a un hippy antes de los setenta (¿Y Woodstock?), que todas las faldas y minifaldas de los sesenta eran evasé y que Mad men está inspirada en los cincuenta; no son menos las que, en España, creen que Marta Chávarri fue la primera mujer en el mundo en ponerse un abrigo de piel con vaqueros y que nadie antes que Carrie Bradshaw lució pieles con ropa informal.

Katherine Hepburn

Hace meses que empezó el invierno y días que empezó la primera ronda del año de pasarelas y estilismos callejeros y, sin ánimo de levantar viejas polémicas, ver lucir pieles abrigando estilismos informales (¿en qué momento dejó de ser cool decir casual?, ¿y decir cool?) me ha recordado las imágenes que he subido.

Los que coleccionamos imágenes -en la memoria, en carpetas, en cajas y cuadernos de recortes, en el disco duro externo o en Pinterest-, de hace muchos años desde hace algunos años menos, sabemos que se llevaron plataformas antes de la década de los setenta y pantalones de pata de elefante también, que las cazadoras y las gafas de aviador se llevaron antes de los noventa y de los sesenta también. Y que, muy bien llevadas además, también se han llevado antes las pieles con ropa informal.

A la izquierda la actriz Audrey Hepburn. A la derecha Jane Birkin y Serge Gainsbourg.
A la izquierda Miroslava Duma, a la derecha Jessica Hart.
Fotos de Phil Oh para Vogue.
El caso es que, pese a los esfuerzos de PETA y los defensores de los derechos de los animales, las pieles son tendencia, cada vez más. Teñidas o revisadas gracias a patrones más modernos o, mejor dicho, menos “clasicones”, ganan adeptas de todas las edades y estilos. Eso sí, todas ellas con dinero suficiente para poder permitírselo pues el precio no cambia.
Audrey Hepburn con su segundo marido, Andrea Dotti, en las dos imágenes.
La de la izquierda es el día de su boda en Roma.

Bastante más parece que le va a costar volver a la moda del pañuelo en la cabeza. Todavía asociada a un estilo propio de señora mayor, aunque los que coleccionamos imágenes, éstas sí de los años sesenta, sepamos que hay quien supo llevarlo con gracia y estilo, con pieles y sin ellas, con ropa formal e informal, y siempre estuvo chic con él.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *